¿Cómo conseguir un buen feeling con los clientes?

¿Cómo conseguir un buen feeling con los clientes?

Para tener un buen feeling con los clientes, muchos factores entran en juego. Para ello os voy a enumerar unos puntos que creo importantes para crear un ambiente de confianza y respeto ante todo.

Cuando un cliente contacta conmigo, ya  sea porque me ha visto en un anuncio o en una página web, siempre voy a comprobar sus datos en el buscador de Google, la verdad es que sí lo hago, os preguntaréis, ¿y eso? Pues simplemente para asegurarme de que es un perfil verdadero, y no un listillo, que de eso ya estoy escarmentada. Espero del cliente que sea respetuoso y me dé todos los datos que le pregunte, la verdad es que me da confianza conocer un poco más a mi cliente antes de darle cita.

La Cita

clientes sexo

Lo que odio es la falta de puntualidad, si uno llega tarde lo mínimo es  avisar al menos, y si no compensar el retraso con un detalle económico o un regalo. Odio que no me avisen y eso por desgracia pasa a menudo. Yo a los clientes reincidentes los apunto en una lista de clientes impuntuales, porque así, si me vuelven a llamar, sé que eso puede pasar y para organizar mi horario pues me lo monto mejor. Pero si es reincidente siempre, es posible que ni le dé cita. De todas formas si un cliente cogió 1 hora para las 22h y llega un cuarto de hora tarde, haré que se vaya igualmente a su hora o si no tengo nadie después, y desea estar más tiempo conmigo, tendrá que abonarme un extra por la demora, yo trabajo así, a quien le guste perfecto y a quien no, que se busque a otra, pido respeto y puntualidad y si no hay, me pongo más seria, la verdad.

Concretar los servicios

Yo tengo en mi ficha todos los servicios que realizo apuntados, y cuando me llama un cliente en general sabe perfectamente lo que desea, pero es verdad que si noto que está dudoso o me hace muchas preguntas, intento yo tranquilizarlo y sonsacarle las fantasías que tiene en mente y que nunca se atrevió a pedir. Muchas veces no saben cómo pedirlo, más de lo que os pensáis. Claro está, muchos llegan y claramente esperan algo en concreto, de hecho, cuando cogen cita me piden ese servicio que tanto les gusta como por ejemplo: CIM, GRIEGO, GFE, PSE, etc. Yo aun así, indago un poco para saber sus gustos y les hago a veces sorpresas, la verdad que eso crea muy buena complicidad entre los dos, lo aprecian mucho y yo, me lo paso muy bien.

El dinero

El momento de darme el sobre es algo que muchos hombres, digamos que aquellos que suelen contratar servicios de escorts de lujo, saben gestionar. Pero los que no son asiduos, son a veces muy torpes con ese tema. Chicos!!! Hay una regla de oro, nunca se habla de dinero en persona con una escort, se concreta el tiempo el lugar, los servicios y se cierra la tarifa, de allí se indican también los extras que puedan haber y se prepara el sobre con antelación que se depositará o en la mesita de noche o en la pica del baño o en un lugar a la vista de la escort. Si tenéis que hacer referencia a ello, hablad mejor de regalos, de rosas, pero nunca de dinero, queda muy feo la verdad, aunque es lo que es, no es muy delicado.

 

El acto y la despedida

Siempre me gusta realizar mis citas con la luz tenue de unas velas, y crear un ambiente cálido y acogedor. Me gusta empezar con una ducha calentita, o un baño con espuma, y poder conocer el cuerpo de mi cliente, con caricias, besos suaves, sentir el tacto y cómo responde a mis masajes. Veo en seguida cómo querrá la cita según lo voy acariciando. Si no para quieto y en seguida me agarra y me toca con más ímpetu, es que querrá una cita guerrera, como las llamo yo, con mucha acción, mucha pasión y al grano, un sexo salvaje. Pero si lo noto muy relajado, muy relajado, ese va a ser un amante que se dejará llevar, que deseará disfrutar de cada instante para llegar al clímax. Reconozco que me gustan las dos cosas. Yo también tengo mis momentos y me gusta a veces que sea más cañero que romántico. Entonces, las dos cosas me van perfectamente.

En general, cuando mi cliente se corre, hago todo lo que está en mi mano para hacerle sentir cómodo y como en su casa, unos besitos, unas caricias y unas palabras dulces para que se vaya con buen sabor de boca y quiera volver. De hecho yo tengo un apartado donde me pueden comentar, y obvio prefiero comentarios positivos que negativos, entonces depende también de mí…

Todos esos detalles son realmente importantes para tener buena conexión, y para tener una relación cliente escort liviana y cómoda que nos lleve a pasar una cita de lo más placentera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *